La comunicación como base del trabajo en equipo, desde una perspectiva sistémica

Tomado de Unsplash

Aunque la acción de comunicarse, podría entenderse como elemental y básica dentro de cualquier ecosistema, la complejidad y el nivel de importancia que tiene en el relacionamiento y la interacción humana, la convierte en una pieza fundamental dentro del mecanismo social contemporáneo.

Desde el principio de nuestra historia, se puede decir que la acción de comunicarse ha sido transversal a toda actividad humana, destacando hoy en día, los medios de difusión como centro de gravedad de la definición misma de la comunicación. Esta aproximación contemporánea hacia el concepto de comunicación, le resta importancia al acto de dialogar, al vínculo generado entre seres humanos, a la capacidad de interactuar con uno mismo, con los otros y con el entorno físico y simbólico en el que nos desenvolvemos.

Los cinco principios de la comunicación exitosa

Con base en lo anterior, quiero compartir los cinco principios de la comunicación exitosa, aplicados al trabajo en equipo.

Comunicar es inevitable

Ten en cuenta que es literalmente imposible evitar comunicarte, ya que hasta el silencio absoluto emite un mensaje.

Entendiendo tu entorno como un sistema, todo comportamiento de cualquier miembro de este, tiene un valor de mensaje para el resto del equipo.

En tal sentido, como miembro de ese sistema llamado equipo de trabajo, debes tomar conciencia de que tu nunca dejas de transmitir mensajes, y que tus compañeros siempre mantienen un estado de recepción inconsciente, el cual está procesando tus comportamientos (tus mensajes) en un segundo plano, para así, aportar información al momento de tener la necesidad de construir un juicio, o tomar alguna decisión relacionada contigo.

Presta mucha atención a tus acciones incluso cuando crees que no haces nada, buscando siempre ser interpretado de manera correcta.

El significado varía según el contexto

Hay que tener en cuenta el significado propio de las palabras, cuando hablamos y escribimos (la semántica), y como este, puede variar dependiendo del contexto generado, según el relacionamiento particular entre los emisores y receptores de dicha comunicación. En otras palabras, la semántica de tu mensaje, varía según el tipo de relación con el receptor, de tal manera que un mensaje (acción o comportamiento), podrá tener varios significados, dependiendo de quien lo reciba.

Debido a lo anterior, es conveniente segregar eficientemente tu entorno, con el fin de evitar interpretaciones no deseadas por parte de los receptores incorrectos.

La secuencia de la interacción es determinante

El orden de los factores SI altera el resultado. En cualquier acción comunicativa al interior de tu sistema, debes tener claridad en que las diferentes interacciones estarán definidas por la secuencia que sigan los participantes, ya que finalmente, cada mensaje emitido por un participante de dicha interacción, se corresponde con un mensaje previo emitido por otro, usualmente hará referencia al inmediatamente anterior.

Esto, es de gran valor, pues resalta la importancia de la interacción entre los participantes, sobre el contenido mismo del mensaje.

El “que” está determinado por el “como”

El significado de tu mensaje, no solo varía según el contexto establecido por los participantes de la comunicación, sin que también varía según la manera como lo transmites. Recuerda que tu comunicas en todo momento, y dicha acción de comunicación, no se reduce al lenguaje verbal o escrito, este va acompañado de tu lenguaje corporal, el cual aporta en igual medida que los otros tipos de lenguaje, en el mensaje transmitido.

En linea con lo anterior, debes observar que todo se corresponda con lo que en realidad deseas transmitir, desde el contenido propio del mensaje, hasta el tono de tu voz, el correcto uso de mayúsculas, tus expresiones faciales, la postura y movimiento de tu cuerpo, de seguro que así lograrás una transmisión efectiva.

La comunicación es simétrica y complementaria

En la comunicación se espera que siempre que se emite un mensaje, se reciba una respuesta, basado en el principio de que toda acción genera una reacción, esto garantiza la búsqueda de la simetría en el acto comunicativo, por lo que tomar conciencia sobre esto, te garantizará una mejor capacidad de gestión de tus interacciones, pues la búsqueda de la simetría es natural; si tu mensaje lleva una carga violenta, de seguro que la interacción respectiva se tornará violenta.

Asimismo, siempre habrá una complementariedad en la acción comunicativa, ya que se puede reforzar un concepto, partiendo de un tema en el que ambos participantes están de acuerdo, o se puede obtener una nueva perspectiva, partiendo de un tema que confronte las posturas de los mismos.

En conclusión

Finalmente, puedo decir que en la comunicación humana, lo más relevante es la relación misma entre los participantes y el contexto general que encierra al acto comunicativo, antes que el contenido del mensaje en sí mismo. Con esto en mente, solo me resta comentar que él entender que el acto comunicativo es transversal a toda acción humana, debe llevarnos a interiorizar estos principios, con el fin de que moldeen nuestros hábitos sociales.

2 comentarios en “La comunicación como base del trabajo en equipo, desde una perspectiva sistémica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close